Un blog supone una buena manera de promocionar una tienda online.

Google valora mucho que redactemos contenido de forma habitual; de hecho, es uno de los criterios que establece a la hora de posicionar cualquier tipo de web.

Desgraciadamente, para algunas personas redactar texto en una tienda online es complicado, ya que dentro de la tienda podemos únicamente mejorar el contenido de los CMS, de las categorías y de los productos.

Una buena estrategia de marketing consiste en crear un blog de una temática similar, enlazarlo con la tienda online y poco a poco mejorarlo. A medida que vaya ganando poder, este se transferirá también a la tienda online, haciendo que aumente de posiciones.

Bien, esta es la teoría, pero a la hora de la verdad… ¿De qué escribimos en el blog?

Como puede no ser algo demasiado simple, hemos preparado una batería de ideas que seguro que te interesan.

Ideas para escribir en un blog

Contenido relacionado con la temática

Si hay algo que odia Google es que nos lancemos a escribir de cualquier tipo de contenido y que luego enlacemos una web que no tiene nada que ver.

Por ejemplo, si tenemos una tienda online de cosmética natural, lo que no podemos hacer es crear un blog que hable sobre coches o aeromodelismo.

Piensa que no solo estamos creando el blog por el valor del enlace, sino que también lo estamos haciendo para que los lectores se interesen por él y pinchen en el enlace de la tienda online para conseguir así interesantes ventas.

Contenido que tenga búsquedas

Uno de los grandes errores que se cometen a la hora de crear un blog es ponernos a escribir sobre contenido que, aunque relacionado, no tenga búsquedas. Por ejemplo, si un día nos apetece escribir sobre las ventajas de la cosmética natural, ponernos a escribir sin más…

Si eliges un tema que no le interesa a nadie, ten por seguro que tu blog no va a tener visitas.

Otro de los aspectos a considerar es la dificultad de la competencia.

A la hora de elegir un tema, es importante establecer una serie de palabras clave con las que vamos a competir, y que pueden tener una dificultad baja, media, alta.

Si tenemos un blog nuevo, raramente podremos hacer algo con una palabra clave que tenga dificultad alta. Por mucho que nos esmeremos, los resultados dejarán bastante que desear.

Deberíamos empezar primeramente con temas que tengan búsquedas, pero con palabras clave de dificultad media-baja.

A medida que subamos de posición, podremos incrementar la dificultad.

Especialización

Otro error bastante habitual a la hora de escribir en un blog es no especializarse en el tipo de contenido que se quiere redactar.

Una técnica muy popular es la de spinear un texto, es decir, basarnos en un texto ya escrito y cambiar algunas cosas, haciéndolo parecer como nuevo, cuando no lo es en realidad.

Esto no es malo únicamente de cara a Google, porque el lector no es tonto y se dará cuenta de inmediato del engaño.

Es por esta razón que conviene elegir un tema y hacer un trabajo previo de investigación antes de ponerse a escribir. Con ello no solo conseguirás que te sea más ameno, sino que te servirá para contestar a las preguntas que el usuario quiere contestar.

Recuerda: Además de redactar artículos, el blog también debe de ser mantenido (contestando comentarios, instalando plugins, haciendo que vaya más fluido…).

Un blog parece fácil de manejar, pero tiene tantos y tantos criterios a considerar que no lo es en absoluto.