Inmersos en la era digital y con noticias tan favorables como que Europa se consolidará como el continente con mayor volumen de ventas efectuadas a través de Internet es raro quien, teniendo un negocio o una idea, no se ha planteado lanzarse al mundo online. Si tienes ese espíritu emprendedor y la suficiente valentía como para empezar un negocio online, la solución a tus planteamientos es la misma: abre tu ecommerce.

Es en este momento cuando surgen las dudas ¿Y ahora, qué?  Iniciar un negocio sin estar preparado puede conducir al desastre, por eso nosotros nos ponemos en plan madre “ponte la rebequita que hoy refresca” y te damos los siguientes consejos:

  1. Analizar a la competencia
  2. Definir el target
  3. Diferenciarte
  4. Elaborar una estrategia de lanzamiento
  5. Marcar objetivos realistas
  6. Medir tus resultados
  7. Cuidar las descripciones
  8. Hacer buenas fotografías de tus productos
  9. Aprovechar el momento
  10. Hacer algo más que vender

Antes de abrir una tienda online es esencial tener las cosas claras y si aplicas estos consejos, planteas una estrategia y unos objetivos claros y medibles puedes tener éxito. Aunque no significa que vayas a tenerlo, abrir una tienda online es como abrir cualquier otro negocio, es algo que puede salir bien o no. Con ganas, esfuerzo y constancia tienes todo lo que hace falta para dar el salto al mundo online.

¿Te atreves?